¡Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí. Más info - Cerrar
icono-movil
988 442 170

Quiénes Somos

Como dice Chavela Vargas en "Las Simples Cosas": "...Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida y entonces comprende cómo están de ausentes las cosas queridas..."

Pues yo necesité volver a la casa en la que nací y en la que durante más de 70 años mi padre cosió, siempre con mi madre al lado, en su modesta sastrería para comprender lo feliz que llegué a ser.

Él era un artista en el arte del patronaje y la confección, pero era mi madre quien, con una habilidad malabarista, guardaba el equilibrio entre trabajo, casa e hijas.

Ninguno de los dos consintió en ensañarme a coser ni a cortar, jamás quisieron que sus hijas se dedicaran al arte de la costura, su sueño siempre fue que estudiáramos y tuviéramos una profesión que nos liberara de días y noches de costura a cambio de un salario mínimo.

Estudié Trabajo Social, acabé como funcionaria de Hacienda y con ello cumplí sus sueños, pero en el año 2016 decidí, contra viento y marea, cumplir el mío.

Todo partió de la transformación de una vieja falda vaquera en un bolso. Después de ese vinieron más, jugaba con telas y cueros. Imaginaba, dibujaba y cortaba a partir de un patrón base y una modista me los cosía.

Así, el 22 de diciembre de 2016 abrió sus puertas Sira Domarco Allariz, en el mismo bajo donde empaqueté cientos de abrigos junto a mi madre.

Después vinieron zapatillas de esparto, una pequeña colección de vestidos y bisutería. Todo ello con mucho trabajo, mucho empeño, pocos conocimientos y menos dinero.

Sabía perfectamente lo que quería y qué servicios quería dar, lo que no sabía era si lo conseguiría.

No es un secreto para nadie que siempre tuve buen ojo a la hora de seleccionar prendas y hacer estilismos, cada vez que una amiga o compañera de trabajo lo necesitaba allí estaba yo. Buscaba, compraba, aconsejaba y maquillaba.

Esto último es la esencia de Sira Domarco Allariz, el asesoramiento personal que damos a nuestras clientas. Nuestro trabajo no consiste sólo en vender, procuramos hacerlo adaptándonos a vosotras, a vuestros gustos, tallas, a vuestro estilo de vida, y por qué no, también a vuestro bolsillo. Vosotras sois nuestro objetivo final, y para ello buscamos prendas y accesorios originales, procuramos que nuestros diseños se adapten a un estilo clásico y sin estridencias pero con tintes modernos y que os favorezcan, pensando siempre que  quienes los van a llevar son mujeres reales, con tallas reales y con una vida real.


Donde puedes visitarnos