¡Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí. Más info - Cerrar
icono-movil
988 442 170

La desescalada en nuestro armario

La desescalada en nuestro armario
01/07/2020

Marti, nuestra guapa italiana, me pidió la otra noche una publicación sobre qué ponernos en la famosa "desescalada" y sus deseos son órdenes para mi.

Hay una realidad que no podemos obviar, casi todas nosotras, (yo la primera) hemos ganado unos cuantos kilitos durante el confinamiento (yo no me he privado de nada) y qué nos ha ocurrido cuando hemos abierto el armario, cha chán!!!, pues sí, que mucha de la ropa nos va algo justa (eso siendo optimistas...).

A ello voy a sumar un sentimiento que estoy percibiendo  en la gente que me rodea y que yo misma estoy experimentando, NO TENEMOS ÁNIMO para arreglarnos. Venimos de estar mucho tiempo encerradas en modo pijama, o en modo chándal, viendo como el mundo a nuestro alrededor se desmoronaba. Decidme una cosa ¿Así quién tiene humor para arreglarse?

Pues no queda otra, tenemos que plantarnos delante del espejo y empezar de cero, poco a poco, porque la vida continúa, tenemos que adaptarnos a la "nueva normalidad" (estoy de esa expresión hasta las pestañas). Os voy a contar cuales son mis trucos, para ir mona, arreglarme sin esfuerzo y no morir en el intento.

Primero, vamos a desterrar aquellas prendas complicadas y que nos marquen. mejor decantarnos por algo cómodo, mono y que nos apriete. El vaquero que llevo en las fotos me lo pasó mi socia Sol, que a ella le venía pequeño y a su vez ella lleva uno de mi sobrina. Ya veis qué apañaditas... Un vaquero siempre es una buena elección.

Arriba procuré combinarlos con blusas ligeras o jerseys asimétricos. Que aprieta el calo, os pasáis del vaquero largo a la bermuda (no demasiado corta) con la misma blusa abierta y con un lencero debajo.

En los pies, fuera tacones, no estamos para esas bromas, a lo sumo unas cuñas de esparto, pero sobre todo buscad la comodidad, en este momento es fundamental.

En cuanto a los vestidos, idem de idem, fuera los vestidos encajados o que exijan que tengamos que ir metiendo tripa y enfajadas. Elegid telas ligeras y fluidas que os den libertad de movimiento.

No sé si os servirá de algo todo lo que os cuento pero a mi me funciona. Claro que tengo que reconocer una cosa, soy muuuuuy coqueta, y me arreglo hasta para ir a buscar el pan.

Arriba ese ánimo y ya me contaréis.

Artículos Relacionados

Comentarios noticias

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Sira Domarco
  • Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Sira Domarco
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.


Entérate de todas nuestras ofertas y promociones.